Sistemas de dirección y suspensión (SAS): descripción general

Aquí encontrará todo lo relacionado con los sistemas de dirección y sistemas de suspensión (SAS).
En este artículo, aprenderá todo sobre los sistemas de dirección y suspensión (SAS).

Los vehículos pueden ser complicados para quienes no saben cómo están conectados los componentes. Un automóvil se compone de varias funciones que trabajan juntas para asegurarse de que llegue a su destino en una sola pieza.

Hoy veremos dos sistemas en particular para ayudarlo a comprender algunas de las partes críticas del vehículo. Sin estos sistemas, no podría manejar su automóvil en la carretera y es casi seguro que perderá el control.

Estos dos sistemas críticos son los sistemas de dirección y los sistemas de suspensión.

Sistemas de direccion

Sistema de dirección
El sistema de dirección es la «guía» del vehículo.
Crédito de la foto: commons.wikimedia.org

¿Qué es un sistema de dirección?

Veamos primero los sistemas de dirección: la «conducción» del vehículo. El sistema de dirección está diseñado para convertir el movimiento de rotación del volante. Esta rotación, a su vez, hace que el movimiento de las ruedas de la carretera gire mediante la rotación angular de las ruedas delanteras.

El sistema de dirección es importante para mantener el control del vehículo. Sin él, el conductor no puede controlar y ajustar la trayectoria de la dirección del vehículo. El sistema de dirección requiere una lubricación adecuada de las juntas de dirección y el ajuste de la presión de los neumáticos.

También es importante asegurarse de que las ruedas estén en el camino correcto y que la rueda no esté «demasiado apretada». El incumplimiento de estos factores conducirá a la rigidez de la dirección, lo que a su vez creará una reacción negativa a la dirección en la que el conductor quiere girar.

¿Como funciona?

Hay dos tipos de sistemas de guiado. La dirección de pistón alternativo es más común en los automóviles de todos los días. En este sistema, el movimiento al girar el volante se transmite a un eje inferior. Este contraeje está conectado a un engranaje llamado piñón.

Anatomía del sistema de dirección
Anatomía de un sistema de dirección.
Crédito de la foto: haynes.com

Este engranaje, a su vez, se acopla al portaequipajes del vehículo, que recorre todo el ancho del vehículo. Al conducir el vehículo, la cremallera y el piñón giran hacia la izquierda o hacia la derecha. La dirección en la que gira depende de la dirección en la que se gira el volante.

En pocas palabras, el sistema de dirección utiliza estas diferentes marchas para asegurarse de que su vehículo gire sin problemas.

Sistemas de suspensión

¿Qué es un sistema de suspensión?

Los sistemas de suspensión, por otro lado, funcionan de manera ligeramente diferente, aunque funcionan de la mano con el sistema de dirección. La suspensión actúa como la estabilidad de su vehículo y tiene varias funciones. Esto incluye maximizar la fricción entre los neumáticos y la carretera y la estabilidad de la dirección.

Digamos que está conduciendo sobre una superficie completamente plana, sin baches, sin baches, solo carreteras planas. En este caso, no sería necesaria ninguna suspensión. Lamentablemente, como todos sabemos, no estamos tan contentos. Cuando conducimos nos encontramos con muchos baches y hoyos a lo largo del camino.

La física básica nos dice que cuando el vehículo rueda sobre un bache, se eleva brevemente del suelo. La gravedad hará su parte para descomponerlo nuevamente.

Cuando el vehículo recibe el impacto de la colisión con el servicio, debe estabilizarse nuevamente. Aquí es donde entran en juego los sistemas de suspensión.

¿Cómo funciona el sistema de dirección y suspensión (SAS)?

Cómo funciona el sistema de suspensión de un automóvil

¿Qué hemos descubierto hasta ahora? El sistema de dirección de su vehículo es responsable de aumentar la fricción y la dirección en la carretera. El sistema de suspensión asegura la estabilidad del vehículo frente a baches e imperfecciones de la carretera. Estos dos sistemas están vinculados.

Un vehículo no puede funcionar sin ninguno de estos elementos. Si desea que su automóvil sea seguro, estable y maniobrable, los dos sistemas deben funcionar juntos.

En resumen

El sistema de suspensión y el sistema de dirección son esenciales para mantener el control del vehículo. Si alguno de estos puntos no se mantiene adecuadamente, el vehículo no sobrevivirá a las imperfecciones de la carretera. Sin el sistema de suspensión, su vehículo se volverá inestable e inestable al rodar sobre un bache.

Si el sistema de dirección no se mantiene, el vehículo recorrerá todo el camino. Sin el mantenimiento adecuado de estos dos sistemas, no hay control sobre su dirección o estabilidad.

4.4/5 - (2178 votos)